Ambiente romántico, bohemio y natural. Hay una necesidad de conectar de nuevo con la naturaleza y esto se traduce en las materias, formas y estampados.

 

El colorido de inicio de Otoño, los motivos de flores secas, las materias de aspecto hinchado pero con poco peso y las formas envolventes aportaran calidez a los días de invierno.

 

El bohemio que se propone es ahora más sofisticado con toques de metal llevados durante el día y acompañado con fantasías de pelo para un toque más festivalero.